Cargando...
Buscando tu crucero...
Por favor, espera un momento

Recibir llamada

Al enviar tu teléfono aceptas la Política de privacidad

Lo sentimos, no tenemos disponibilidad para la fecha seleccionada.

Actualmente hay muy poca disponibilidad para camarotes triples y cuádruples.
Nuestros asesores de cruceros contactarán contigo para ofrecerte una oferta personalizada.

Preguntas frecuentes

¿Qué documentación tengo que llevar al subirme a un crucero?

Los billetes de embarque

Los billetes de embarque (o documentación de viaje) te serán remitidos a la cuenta de email que nos indiques entre una semana antes y 24 horas antes de tu embarque. Llévalos junto con tu pasaporte en vigor para poder embarcar en tu crucero y disfrutar de tus vacaciones. Te recomendamos que acudas al embarque unas tres horas antes de la hora fijada para realizarlo sin prisas. También te recordamos que ningún pasajero puede subir o bajar del crucero dos horas antes de la hora de salida.

El pasaporte ha de estar en vigor para poder subirte a cualquiera de nuestros cruceros, y como mínimo la validez de los mismos ha de ser de seis meses tras la llegada del crucero. Revisa tu pasaporte, examina que no haya errores tipográficos y que los datos que nos facilites sean los mismos que estén en tu pasaporte. Crucerator no puede hacerse responsable de no poder realizar el embarque por estos motivos, por eso, de nuevo, te rogamos que examines con cautela los datos que nos entregas al hacer la reserva, teniendo que ser coincidentes con los de tu pasaporte.

Si compartes como progenitor el pasaporte con alguno de tus hijos dínoslo antes de hacer tu reserva. Muchas compañías no los aceptan, por eso coméntanoslo para comunicarte cómo proceder; aunque sin duda la mejor solución es que hagas pasaportes individuales para cada miembro de la familia.

No, para viajar en crucero es necesario viajar con el pasaporte en vigor, no con el DNI.

Tanto si viajas a Estados Unidos o vas a realizar una escala, has de rellenar la información relacionada con el proceso ESTA cumplimentando el formulario de su página web y llevar contigo una copia impresa cuando realices tu crucero. También tendrás que llevar un pasaporte por persona, con fotografía digital y con biométrico.

Al realizar la reserva de tu crucero te informaremos de las peculiaridades de la zona a la que te desplazas y la normativa que se aplica. De todos modos, no dejes de preguntarnos acerca de ella y consultarnos todas las dudas relativas a la documentación que has de llevar contigo. Queda bajo tu responsabilidad cumplir con los requisitos gubernamentales de cada país, también de cara a la obtención de visados, para lo que te recomendamos que acudas a las embajadas de los países correspondientes. Por supuesto, desde Crucerator, te ayudaremos en este proceso dándote la información pertinente.

En Crucerator te recomendamos encarecidamente que contrates un seguro de viaje en el momento en el que realizas la reserva para tu crucero, invertirás en tranquilidad, más si viajas con niños puesto que este seguro correrá con los gastos de asistencia médica a bordo. Si sucede algún percance recogido en nuestras pólizas y que se encuentre entre las distintas coberturas, dichas eventualidades quedarán cubiertas por el mismo. En el momento de realizar tu reserva pide más información acerca de nuestros seguros de viaje para cruceros.

¿Cómo es el embarque y el desembarque?

¿Cómo es el embarque?

Acude al puerto de salida unas tres horas antes de la hora de embarque con los pasaportes en vigor y los billetes de embarque. Una vez llegues, entrégale tu equipaje a la tripulación del crucero correspondiente. En la recepción del puerto te harán entrega de la tarjeta magnética con la que podrás acceder a tu habitación y hacer tus pagos dentro del barco. Tras ello, solo te queda embarcar en tu crucero.

No la hay, puedes traer todas las maletas que quieras, aunque si también has contratado un vuelo, revisa sus condiciones de cara al peso máximo de la maletas. El peso máximo en estos casos es de 20 kg, teniendo que abonar sobrecostes en caso de superar dicho peso.

En los alrededores de los puertos existen párkings concertados con muchas de las navieras, además en la mayor parte de los casos siempre tendrás otros con sus tarifas particulares. De todos modos, te recomendamos acudir, siempre que sea posible, en taxi para que puedas ahorrarte este gasto.

Por norma general, no. Solo algunas navieras concretas permiten subir mascotas, pero ha de estar especificado en la oferta de la reserva. En el caso de perros lazarillo, consúltanos previamente.

A un crucero no podrás acceder con incienso o velas, tampoco con sustancias ilegales, drogas o bebidas propias. Tampoco con cafeteras, planchas o aparatos eléctricos que generen calor por riesgo de incendio. No puedes subir con objetos afilados o herramientas de artes marciales, tampoco sustancias químicas peligrosas o inflamables, radios HAM, bates o instrumentos que puedan ser usados como armas o de defensa personal.

Sí, pero depende del estado de gestación. Consúltenos pues varía para cada naviera. Por lo normal podrás subirte a un crucero con un máximo de 24 semanas de embarazo y 28 en algunos casos. De todos modos, consúltanos tu caso ante de realizar la reserva de tu crucero.

La inmensa mayoría de navieras tienen sus cruceros habilitados para pasajeros que llevan sillas de ruedas, con habitaciones adaptadas a tus necesidades. En los espacios de ocio también contarás con zonas adecuadas para ti. Tendrás que llevar tu propia silla plegable. Consulta al realizar tu reserva si el crucero que has elegido está adaptado para silla de ruedas, en caso de no estarlo, te ofreceremos otro que se ajuste a tus necesidades.

Eso depende absolutamente de la programación del crucero. En todo caso, y como norma general de referencia, se suele permanecer en cada puerto medio día; pero, insistimos, lo mejor es que nos consultes para conocer la programación de cada crucero. En el barco podrás encontrar numerosas excursiones para aprovechar cada segundo que pases en tierra, o decidir ir a tu aire para conocer las maravillas locales.

Una excursión te llevará a los lugares más emblemáticos de la ciudad, te permitirá conocer a gente nueva del crucero y aprovechar cada instante que pasas fuera del barco, maximizando tu tiempo de ocio. Puedes informarte y contratarlas tanto al hacer tu reserva con nosotros como al subirte al barco, existiendo distintos espacios de información y personal habilitado para tal fin. Cada noche se te entregará un Diario de a bordo, un programa en el que se te detallará toda la información sobre el puerto al que llegarás al día siguiente.

Viajo con niños, bebés o adolescentes, ¿qué tengo que saber?

Viajo con amigos de mis hijos menores

En caso de viajar con menores de los que no eres padre o tutor, deberás viajar con un permiso de menores que se obtiene de manera gratuita en las comisarías de tu ciudad. Si este es tu caso, consúltanos, puesto que algunas navieras requieren que rellenes un formulario a mayores.

En los cruceros está terminantemente prohibido suministrar alcohol a menores. Para las navieras europeas esto se entiende para menores de 18 años y de 21 en el caso de las americanas. En este segundo caso, y solo si se presenta un documento por escrito firmado por sus padres, se les puede permitir beber vino o cerveza.

Este valor lo establece cada naviera de manera individual. Por norma general el mínimo se establece en seis meses, pero este varía desde los tres hasta el año, con compañías que no aceptan bebés u otras que no tienen mínimo. Al realizar la reserva de tu crucero, señálanos que este es tu caso y te informaremos. Es posible que por el diseño del camarote no sea posible habilitar una cuna. Si estás embarazada, consúltanos el tiempo máximo de gestación permitido para poder subirte en un crucero.

En función del tipo de crucero sí hay guarderías de servicio diurno a partir de los dos años de edad, así como en horario nocturno. Esta segunda tiene cargos adicionales. Consulte las condiciones del servicio de guardería al realizar la reserva.

Al contrario, tanto si es un niño como un adolescente, en un crucero hay un sinfín de actividades de ocio reguladas por monitores titulados, entre las que se incluyen diversos deportes, juegos, visionado de películas, cenas para jóvenes, fiestas y hasta discoteca para los más mayores. Una oferta de ocio que les permitirá disfrutar a ellos en un entorno seguro y también a vosotros.

Qué hacer en el crucero

Paquetes de bebida, ¿cómo funcionan?

Existe la opción de contratar distintos paquetes de bebida que te supondrán un importante descuento en tus consumiciones. Hay varios entre los que se incluyen los de aguas, refrescos, zumos y todo incluido. Por norma general, están excluidos de estos paquetes las bebidas premium. También existen paquetes de comidas. Debido a lo que varían estos entre distintos tipos de cruceros, te recomendamos que nos consultes al realizar tu reserva.

Los precios en el crucero son similares a los que te encontrarías si vas de viaje a una capital. Como en ellas, hay distintos tipos de establecimientos pensados para cada tipo de consumidor. Te recomendamos igualmente que te hagas con un paquete de bebidas para disfrutar más de tu crucero.

No se puede pagar en metálico en el crucero, solo mediante tarjetas de crédito o a través de un depósito en metálico que podrás gastar a través de tu tarjeta de camarote. Este fondo puede ser ampliado en recepción. Emplearás siempre tu tarjeta de camarote que se te dará al embarcar. Donde sí podrás usar dinero en metálico es en los servicios de Casino y Duty-Free

El pago de las propinas se produce al finalizar el crucero, el último día se procede a un cargo en función de la naviera, que se corresponde al buen servicio que se ha dado en el crucero. Debido a que siempre suele ser excelente y cuidado, no es común no pagar las propinas. Estas se reparten entre todo el pasaje que se ve y que no se ve (cocineros, servicio de limpieza...) que trabajan duro durante todo el crucero para hacerse merecedoras de ellas.

Por norma general, los horarios de comida y cena de los cruceros son similares a los de los hoteles, es común también que incluyan dos turnos para comer y cenar y los siguientes horarios para navieras españolas: desayuno desde las siete de la mañana a las diez, comida de una del mediodía hasta las dos y cena desde las ocho y media hasta las diez de la noche. Para las navieras extranjeras, y de nuevo como norma general, los horarios son los siguientes: de seis y media a diez para desayunar, de doce a una y media para comer y de siete de la tarde a ocho y media de la noche para la cena. Cuando hagamos tu reserva te informaremos de los horarios de tu crucero en particular, también de si tu naviera dispone de turnos libres o de si solo tienen turno de comida o de noche.

En lo que se refiere a comidas, tanto por variedad como por calidad, los cruceros siempre tendrán un plato para satisfacer a tu paladar. Cada naviera tiene sus peculiaridades gastronómicas, pudiendo encontrar exquisita pasta fresca en las italianas o deliciosos platos mediterráneos en las españolas. Pero no solo eso, en los cruceros podrás encontrar multitud de establecimientos que amplían la oferta de comidas y cenas del crucero para adaptarse a ti:restaurantes japoneses, a la carta, buffet... Infórmate cuando hagas tu reserva.

En el momento de hacer la reserva solicítanos qué tipo de menú requieres para poder solicitarlo a la naviera y consultar su disponibilidad. Por lo general, podrás disponer de un menú vegetariano, para celíacos, diabéticos o intolerantes a la lactosa. En cualquier caso, al hablar con nuestros agentes, solicita tu menú.

La Cena de Gala es uno de los momentos más bonitos de todo el crucero. Está incluida en el precio del pasaje y todos los pasajeros pueden asistir. En esta velada se cuida mucho la etiqueta puesto que a ella acudirá la máxima autoridad de la nave. Si no traes ropa de etiqueta, no te preocupes, pues existe un servicio de alquiler de ropa de gala y tiendas en el propio crucero para vestirte para la ocasión. Se sirve un menú especial preparado para la ocasión y otro en paralelo por si no deseas asistir, pero sin duda, te recomendamos hacerlo.

No es necesario. Tendrás toallas en tus camarotes y también en las instalaciones anexas a la piscina que podrás recoge con tu tarjeta de camarote.

Las navieras organizan sus cruceros por itinerarios de aguas tranquilas y en fechas en que las condiciones atmosféricas son las idóneas. Igualmente, existe un servicio de asistencia médica en el barco, preparada para cualquier incidencia o consulta que quieras plantearle.

La oferta de ocio cambia en cada crucero. En común, la mayoría de ellos tienen gimnasio para poder mantenerte en forma, teatro, casino, piscinas, jacuzzis exteriores y una amplía variedad de locales de restauración, tiendas de moda, etc. Otros cruceros destacan por contar con zonas habilitadas para jugar al fútbol, para hacer escalada, patinaje sobre hielo, olas para hacer surf... Consúltanos qué oferta de ocio tiene el crucero que has escogido para viajar o permítenos recomendarte el mejor para ti. También hay muchas actividades para los más pequeños, dirigidas por monitores especializados y adaptadas a todas las edades.

Los cruceros tienen opción de conexión por satélite. Consulta los precios de cada naviera para conocer la tarificación que suele rondar entre los 0,65cts y los 0,75 cts

Lo principal es que vayas cómodo, en especial para cuando contrates excursiones o viajes por las ciudades. No necesitas llevar albornoz ni toallas para el spa ni para la piscina, el personal del crucero te la suministrará. Para las comidas, la única norma es que en los restaurantes no se puede entrar con bañadores. Te recomendamos que lleves también ropa formal para las cenas y la media etiqueta para la cena de gala. De todos modos, en el crucero tendrás ocasión tanto de alquilar traje para la cena de gala como comprar trajes y vestidos en nuestras tiendas. Infórmate al realizar tu reserva.

Está prohibido salvo en zonas habilitadas aunque es frecuente que lo permitan también en el casino.

Los camarotes o cabinas

¿Qué diferencia hay entre una cabina o un camarote?

Ninguna, son sinónimos en el contexto de los cruceros.

¿Se descansa bien en ellos?

Habrás disfrutado tanto de tu día a día en el crucero que dormirás como un tronco. En los camarotes, escojas el que escojas, se descansa muy bien. Consulta con nuestros agentes de cruceros, coméntales tus necesidades: una cama más grande, baño propio, ventana o balcón... Hay tanto camarotes para aquellos que deseen tener mucho espacio como para aquellos que quieran tan solo un lugar para dormir. Consúltanos.

Tengo un poco de claustrofobia, ¿no me agobiaré en ellos?

Tenemos camarotes tan espaciosos como quieras, con camas amplias, balcones y ventanas; lo suficiente para que tengas sensación de amplitud. Incluso contamos con camarotes comunicados, para que si viajas con hijos los tengas tras una puerta, consiguiendo una mayor amplitud de camarote.

Viajo con hijos, ¿cómo nos organizamos, hay promociones para ellos?

Puedes solicitar la opción de camarote compartido si dispone la naviera de ellos y aprovechar la promoción de algunos cruceros de niños gratis en los que ellos pagan solo la base. De cada grupo de pasajeros que se adhieran a esta promoción, dos de ellos pagan como adultos y el resto como niños, se decir, solo la base. Como mínimo tiene que haber un adulto por cabina. Consulta las bases y las edades que afectan a esta promoción, también la reducción de pagos para niños menores de dos años de bases y tasas.

¿Qué tipos de camarote hay?

Como norma general los hay de tres tipos: interior, exterior y con balcón. El interior no dispone de ventanas, el exterior cuenta con un ojo de buey o ventana cuadrada que no permite apertura y el camarote de balcón, como su propio nombre indica, tiene un balcón de alrededor de 4 metros cuadrados. Por supuesto, este último es el que te recomendamos. Existe una tipología especial en las exteriores conocido como "con vista obstruida", coincidiendo el ojo de buey con un bote salvavidas.

¿Con qué margen he de reservar mi camarote?

Lo mejor es que reserves cuanto antes y con margen, puesto que las mejores ofertas no se producen en temporada alta sino en los meses de invierno y otoño. Los cruceros se llenan rápidamente, con lo que además no encuentres plaza para el que deseas. Para acabar de convencerte de que lo hagas cuanto antes, las cabinas que se reservan a última hora se reparten de manera aleatoria, sin que puedas decidir y siendo de un precio muy superior. Por todo ellos, si te quieres ir de crucero, reserva cuanto antes; si puedes, hazlo entre 8 y 3 meses de antelación. Llámanos.

Seguridad en el crucero

¿Qué ocurre si sufro una lesión?

A bordo de un crucero hay servicio médico preparado para atenderte. En el caso de contar con seguro de viaje, te atenderán sin costes adicionales

¿Cuándo me explican cómo proceder en caso de accidente?

Unos instantes tras partir, reuniremos a toda el pasaje para explicar cómo proceder en caso de cualquier incidencia, no es común que sucedan pero la seguridad a bordo es lo primero.

¿Y si me pierden mi maleta?

Lo primero es que hagas la reclamación en el puerto o el aeropuerto en el que te encuentres y que al volver de tu crucero cuentes con el justificante de la reclamación. La responsable de la pérdida es la compañía naviera, a quien deberás reclamar y en último caso a la compañía aseguradora.

¿Y si me olvido un objeto en el crucero?

Ponte en contacto con nosotros con todos los datos pertinentes de tu reserva y una descripción exhaustiva de lo extraviado, te pondremos en contacto con la naviera para que ellos tramiten su recuperación

Bienvenido a bordo. Bienvenido a Crucerator.